¿EXPULSADO?

Entre las acusaciones difundidas, la primera que sirve de aparente sustento para todas las demás acusaciones, es aquella que sostiene que el entonces padre Diácono Gonzalo Xavier Celi Almeida habría sido expulsado de la Iglesia Catolica Romana. Esto es totalmente FALSO.

El Sr. Gonzalo Xavier Celi Almeida, desde muy niño sintió el llamado de Dios, pero aunque asistió y simpatizó con el Opus Dei desde los 14 años, siendo aspirante a numerario y habiendo "pitado"(término que significa ingresado) a los 14 años y medio, sin embargo abandonó por su propia voluntad este camino a los 17 años y medio, al sentirse particularmente atraído por el sacerdocio ministerial y sin vocación al laicado.

Así pues contacta al Obispo de Loja, donde además tenia un tío suyo que era Canónigo y muy reconocido clérigo, e ingresa como seminarista de esa provincia al Seminario "Ntra. Señora de la Esperanza" en Ibarra en 1990, permaneciendo hasta terminar sus estudios de filosofía en 1992.

Viaja tras obtener una beca a Roma a finales del 1992, iniciando sus estudios de Teología en el Ateneo Romano de la Santa Cruz, y siendo ordenado diacono el 12 de diciembre de 1994, en la catedral de Ibarra por su Eminencia el Cardenal Bernardino Echeverria. 

El entonces seminarista en Roma, Xavier Celi, después de haber servido como acólito al Papa Juan Pablo II, en la misa de Beatificación de Narcisa de Jesús
Documento emitido por el Padre Pedro Huidrobo Vega, entonces rector del Colegio Eclesiástico Sedes Sapientiae en Roma donde se indica que el retiro del Seminarista Celi es totalmente libre sin existir ningún problema.
Documentos que confirman la ordenación diaconal de Xavier Celi, y así mismo su proceso de estudios.
Continuó y terminó su Teología en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador e inicia al tiempo la creación de la comunidad "Madre de la Unidad", como su fundador, con las aprobaciones concedidas por el mismo Cardenal Echeverria y con las pretendidas justificaciones para recibir el beneplácito de la Santa Sede como una Sociedad de Vida Apostólica. Esta comunidad fue duramente atacada por algunos sacerdotes romanos, pues difundía una devoción profunda a la Madre de Dios, un volver a las tradiciones más antiguas, y reveer la Liturgia Romana desde una óptica más y más oriental hasta alcanzar la unidad con la Iglesia Bizantina u Ortodoxa, objetivo severamente desaprobado por muchos clérigos romanos en razón de sus temores infundados hacia el Oriente Cristiano.

Cardenal Bernardino Echeverría y Diácono Celi (Fundador) en compañía de monjas de la Comunidad María Madre de la Unidad
Un documento del Cardenal Echeverria para uno de los viajes a USA del diácono Celi para predicar sobre la Unidad de los Cristianos, donde lo recomienda para el Sacerdocio si existiera alguna comunidad de Rito Bizantino que desee aceptarle
Algunas de las primeras monjas de la Fraternidad Femenina Madre de la Unidad, el día en que emitirían sus votos ante Mons. Julio Terán, el Diacono Celi acompañándolas como su Padre Espiritual

Documento del Obispo sucesor del Cardenal Echeverria, Mons. Antonio Arregui Yarza, miembro del Opus Dei, quien certifica la pertenencia del Diacono Celi, asi como la autorización de su servicio a la "Obra Madre de la Unidad"

Monseñor Julio Terán, Obispo auxiliar de Quito, junto a la comunidad de Monjas fundada por el entonces Diacono Xavier Celi.
Junto al Obispo Julio Terán, al Padre Juan Abril, en una Misa celebrada en el proyecto de vida comunitaria de la Obra de la Unidad, que se iniciaba en Papayacta
Con un grupo de peregrinos que recorrieron Fatima, Lourdes, Roma y Tierra Santa, aqui en la entrada al Santo Sepulcro, nótese que el Diacono Celi vestía en ese entonces raso y cruz, recibidos del Obispo John Elia de la Eparquia Greco Melkita de Newton en USA.
En la capilla del Seminario San Juan Crisostomo con aprobación de la Arquidiócesis de Quito, algunos de los seminaristas de ese entonces son hoy sacerdotes romanos, nótese la pintura iconográfica realizada por el mismo Diacono Celi

Cabe indicar que desde sus primeros años como seminarista, buscó, investigó y procuró aproximarse a la Iglesia Ortodoxa, cosa que solamente pudo concretarse de forma más formal, cuando después de sufrir incomprensiones por ser favorable a la Ortodoxia fue a vivir en Belgica, y se relacionó con el Monasterio de Chevetogne y donde el Padre Emmanuel Lanne le aconseja seguir el camino de la vida monástica ortodoxa. Así mismo fue guiado por el Padre Teophil Pilgrims, sacerdote Ortodoxo perteneciente al Exarcado de parroquias de tradición Rusa bajo el Patriarcado de Constantinopla, quien ayudo inmensamente para su acercamiento y conocimiento de la Iglesia Ortodoxa.
Junto al Archimandrita Emmanuel Lanne del Monasterio de Chevetogne en el 2002, quien lo guió para optar por la Iglesia Ortodoxa
Con Mons. Luigi Accogli, quien fue nuncio Papal en Ecuador, y quien le animó a trabajar por la Unidad entre las Iglesias Ortodoxa y Católica, aquí en uno de sus encuentros en Roma, junto a la mística Myrna Nazzour de Soufanieh, Damasco- Siria.

El diácono Celi recibiendo una biblia para el altar de manos del Padre Teophil Pilgrims



El Padre Teophil Pilgrims celebró la Divina Liturgia para los seminaristas de la Fraternidad de San Juan Crisostomo, fundada por el Diacono Celi en Bélgica














Ante las críticas a su manera de ver la Iglesia Romana, habiendo quedado solo en su lucha tras la muerte de su protector el Cardenal Bernardino Echeverria, y considerando que la Iglesia Romana pasa por una crísis severa, hace opción definitiva de abandonarla y pasar a la Iglesia Ortodoxa, siendo recibido en el Patriarcado de Rumanía, por medio del Metropolita Iosip Pop de la Metropolis Ortodoxa Rumana de Europa Occidental con sede en París, por crismación y aceptando como válida su ordenación diaconal. Así mismo es enviado para iniciar un Monasterio en Ecuador y trabajar desde allí para esa jurisdicción ortodoxa, esperando una visita canónica del Metropolita de París para ser ordenado sacerdote.


Metropolita Iosip Pop, en las afueras de la Sede en Limmours, Paris, el día en que fue crismado, tonsurado monje y aceptado como hierodiácono bajo el nombre de Crisostomo

Por tanto, desde su ingreso a la vida religiosa, Gonzalo Xavier Celi Almeida, llevó una vida dentro de la Iglesia Católica Romana llena de frutos admirables, buenos y reconocidos por sinnumero de personas, asi como por Jerarcas. Viajes para predicar retiros en Colombia, Costa Rica, Francia, USA, Mexico. Mas de 10 libros publicados. Una comunidad de varones, una de mujeres y otra de laicos, comprometidos con la tradición de la Iglesia Romana. etc.  Sin embargo tras su decisión de retirarse de la Iglesia Romana, aparecieron personajes que intentan aún hasta hoy el manchar la imagen del entonces Diacono Celi, y que ciertamente ya en ese entonces hicieron lo posible para detener su ordenación sacerdotal, inventando todo genero de falsedades. El esperó y obedeció como diacono 8 años, cosa inaudita en la Iglesia Romana, donde un diácono normalmente es ordenado sacerdote en general despues de 6 meses. Sin embargo así se mantuvo, sin tener defensores, ni apoyo, ni siquiera de quienes estaban mas cercanos.
Al paso de los años, se hace justicia, y muy recientemente Su Gracia el Obispo de Ibarra, Mons. Julio Terán Dutari que habia seguido de cerca a Xavier Celi, ahora que es miembro y Jerarca de la Iglesia Ortodoxa, decide por amor a la justicia y a la verdad, declarar que NUNCA fue expulsado de la Iglesia Catolica Romana, ni existió nada en su contra....este documento es fundamental para mostrar la verdad que de mentira en mentira fue empañada en contra de quien hoy en día es Su Eminencia Arzobispo Metropolita Chrysóstomos de Ecuador y Latinoamérica.  


CARTA - DECLARACIÓN DE MONS. JULIO TERAN DUTARI
sobre Gonzalo Xavier Celi Almeida, actual Metropolita Chrysóstomos
enviada al Santo Sinodo Metropolitano Ortodoxo Griego, a su Presidente
Su Beatitud Angelos (Anastasiou)



  
 
Mons. Julio Terán Dutari, Obispo de Ibarra


DOCUMENTO EMITIDO POR SU BEATITUD ANGELOS (ANASTASIOU) AUTORIZANDO
LA PUBLICACIÓN DE LA CARTA DE MONS. JULIO TERAN A SU EMINENCIA
METROPOLITA CHRYSOSTOMOS